Melanoma

Considerada el órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel, nos protege de la temperatura, luz solar, lesiones e infecciones además de jugar un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal y la síntesis de vitamina D.

La piel, presenta dos capas principales que son la epidermis (capa superior) y la dermis (capa interna); el cáncer de piel comienza en la epidermis que consta de 3 células: escamosas, basales y melanocitos.

El melanoma es la forma de cáncer que empieza en los melanocitos que son las células que elaboran la melanina que es el pigmento de la piel; en hombres generalmente se presenta en el tronco del cuerpo mientras que en las mujeres es más común en los brazos y piernas.

Los factores de riesgo de este tipo de cáncer son:

  • Presentar la piel clara, color de ojos claro (azul o verde) y cabello pelirrojo o rubio
  • Exponerse durante largos periodos a la luz solar o cámaras de bronceado
  • Presentar diversos lunares grandes o muchos pequeños
  • Tener antecedentes familiares de melanoma
  • Los signos de melanoma son cambios en un lunar como: tamaño, forma, color, contornos irregulares, asimétrico, produce picazón, supura o sangra.

La cirugía es el principal tratamiento de melanoma y en fase avanzada es posible que sea necesaria la quimioterapia con el fin de detener el avance de la enfermedad.

Por lo anterior es importante considerar medidas preventivas que pueden disminuir el riesgo de presentar melanoma tales como el uso de protector solar mayor a 30 FPS (factor de protección solar), utilizar sombreros de ala ancha, lentes de sol y evitar la exposición al sol durante las 10 am y 4 pm.

melanoma

Fuente: http://www.spps.gob.mx/