Grupos sanguíneos

En 1900, el médico y biólogo Karl Landsteiner comenzó a realizar experimentos en los cuales mezclaba sangre de diferentes personas observando que algunas mezclas eran compatibles y otras no; a partir de este descubrimiento, encontró que en la superficie de los glóbulos rojos existían proteínas marcadoras o antígenos (los más comunes A y B) además de que en el plasma sanguíneo se presentan anticuerpos que reaccionan con los primeros (los más comunes Anti-A y Anti-B).

La sangre tipo A contiene el antígeno A y en el plasma el anticuerpo Anti-B, mientras que los del tipo B tienen el antígeno B y su plasma los anticuerpos Anti-A. Las personas con el grupo sanguíneo AB tienen los dos antígenos pero no presentan ningún anticuerpo en el plasma por lo que no se produce respuesta inmune alguna, mientras que el grupo O tiene los dos anticuerpos pero no contiene ningún antígeno; lo anterior se denomina el sistema ABO.

En 1940 se descubrió otro grupo de antígenos (D) que se denominaron factores Rhesus (factor Rh) y se encontraron al realizar experimentos con simios macacos Rhesus; esto llevo a clasificar como Rh positivos a las personas con este factor mientras que los Rh negativos son aquellos que no lo presentan. Por lo tanto se distinguen los grupos: A+, A-, B+, B-, AB+, AB-, O+ y O-.

Es muy importante que todos conozcamos nuestro tipo de sangre, ya sea porque se necesite donar o recibir la misma.

sangre

Fuente: http://www.spps.gob.mx/