Enfermedad diverticular

El colon es la parte del intestino grueso encargado de eliminar los desechos del cuerpo; la enfermedad diverticular forma parte de los padecimientos que se pueden presentar en el colon, y se compone de dos afecciones: diverticulosis y diverticulitis. La primera ocurre cuando unas pequeñas bolsas se forman en el colon (denominados divertículos con un tamaño de 5 a 10 mm), mientras que la segunda es cuando dichas bolsas se inflaman.

Esta enfermedad generalmente es más común en las personas mayores; la obesidad y una dieta baja en fibra son factores de riesgo para que se presente. La fibra facilita el paso de las heces en las evacuaciones y cuando su consumo es bajo es posible que se genere estreñimiento provocando la formación de divertículos.

Los síntomas de la diverticulosis son constipación, inflamación, calambres abdominales, hinchazón y/o sangrado y cuando se presenta diverticulitis con frecuencia existe dolor en la parte inferior del abdomen, fiebre, vómito y/o cambios en los hábitos de evacuación.

El tratamiento de esta enfermedad tiene como objetivo disminuir los síntomas y prevenir complicaciones. El consumo de fibra dietética (de 30 a 35 gramos diariamente) puede contribuir en la mejoría de los síntomas además de la administración de medicamentos de acuerdo al tipo de afección de enfermedad diverticular que se está presentando. Es importante señalar que en casos graves es necesaria una intervención quirúrgica.

Las complicaciones de este padecimiento incluyen la formación de fístulas, abscesos, infecciones graves o sangrado.

enfDiverticular

Fuente: http://www.spps.gob.mx/

Deja un comentario