Calidad del aire

Desde la Revolución Industrial que inició a finales del siglo XVII en el Reino Unido y durante el siglo XX en el resto del mundo, el trabajo manual fue reemplazado por maquinaria y por lo tanto comenzó el uso de diferentes combustibles como el carbón mineral y el petróleo, que al consumirse, emitían grandes cantidades de contaminantes a la atmósfera.

Se ha observado que la contaminación del aire puede causar problemas a la salud tanto en las personas como en los animales, sobre todo en las ciudades industrializadas. En los humanos po lo general causa congestión nasal, irritación de ojos, nariz, garganta, disminución en el transporte de oxígeno en la sangre y en casos más severos cáncer, malformaciones congénitas y/o daño pulmonar.

Para conocer la calidad del aire es posible obtener muestras de aire que se analizan y procesan con el fin de cuantificar la concentración de los contaminantes atmosféricos tales como el ozono, monóxido de carbono, bióxido de nitrógeno y bióxido de azufre.

El Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca) es una medida útil para conocer la calidad del aire y que de esta manera, las autoridades tomen las medidas pertinentes para evitar en la medida de lo posible daños a la salud de los habitantes de la ciudad. En general, si el valor es mayor a 100 se considera que la calidad del aire no es buena y que los niveles de contaminación son perjudiciales para la salud y en la medida en que aumenta su valor pueden agudizarse ciertos síntomas.

Cuando se declara contingencia ambiental es porque los niveles de contaminación en el aire alcanzaron niveles dañinos para la población en general y no sólo para la población susceptible (niños, adultos mayores y personas con alguna enfermedad).

En una contingencia ambiental es necesario: suspender actividades deportivas, cívica y de recreo al aire libre, suspensión de actividades de bacheo y pintado, restricción de la circulación vehicular y reducción de las emisiones en la industria manufacturera.

Por lo anterior es importante mantenerse informado sobre la calidad del aire en la ciudad para evitar daños a la salud por la exposición a contaminantes.

calidad del aire

Fuente: http://www.spps.gob.mx/