Salud Materna y Perinatal

Un estado como el nuestro, que ha tenido avances importantes en torno a la salud de la población, debe atender de manera imperativa la salud materna y perinatal que hoy presenta rezagos importantes que se manifiestan en una cantidad inaceptable de defunciones maternas y perinatales.

Sabemos de facto que los rezagos en este rubro traducen desigualdad e injusticia que debemos superar, pues para quienes tenemos la responsabilidad de favorecer los entornos para procurar una mejor salud estos temas deben ser detonantes de estrategias innovadoras, basadas en evidencias y de probada efectividad.

Nuestro país es signatario de las denominadas “Metas para el Desarrollo del Milenio” en donde se incluyeron específicamente los temas de disminución de la mortalidad materna y de la mortalidad infantil que incluye como componente principal la mortalidad neonatal.

En este tenor, es imperativo tomar acciones estratégicas que nos permitan acercarnos al cumplimiento de estas metas que más allá de compromisos internacionales representan imperativos éticos para nuestra población.

El Gobierno del Estado de Veracruz ha dimensionado la importancia de la atención a la Salud Materna y Perinatal y ha decidido colocarla como uno de los temas prioritarios en la agenda estatal. Esto implica un seguimiento estrecho y un trabajo sistemático que involucre no solo a los prestadores de servicios, sino que incluya a la comunidad en su conjunto y a las autoridades de los distintos niveles y órdenes de gobierno.